Chelique Sarabia, Ansiedad y la eternidad

¡Cuéntale a los demás!

Eduardo Parra Istúriz

(RCA – 17/02/2022) En 1958, el cantante estadounidense Nat King Cole quiso hacer un disco en español al que tituló “A mis amigos” y escogió Ansiedad para representar a Venezuela. Este 16 de febrero en la noche, falleció a los 81 años el autor de Ansiedad, José Enrique Sarabia, mejor conocido como “Chelique”.

Chelique había nacido el 13 de marzo de 1940 en La Asunción, capital del estado Nueva Esparta, donde está la isla de Margarita. En esos años “mandaba” en toda Latinoamérica el cine mexicano, que pronto tendría gran importancia para su trabajo.

Aún adolescente, se trasladó a Caracas motivado por estudios relacionados a la tecnología petrolera. Entonces, desolado por tener que abandonar a su novia en la isla e inspirado en una película de Pedro Infante, compuso el famoso tema: “Ansiedad la motivó indudablemente tanta soledad y pesar. El día que la terminé, coincidió a la casualidad de cumplir 15 años, el 13 de marzo de 1955. Ese día, me sentía demasiado solo… Sin embargo, me acompañaron la letra y música de mi canción. Las ansías y deseos de estar junto a mi enamorada.”

De algún modo logró que el gran cantante venezolano Rafael Montaño, quien formaba parte del conjunto Los Torrealberos del maestro Juan Vicente Torrealba, lo escuchase, y fue él quien lo grabó por primera vez, todavía en 1955.

No era el único tema que Chelique había hecho, ni mucho menos, ya que era un compositor muy precoz; pero sí era el mejor que tenía. Como hombre vinculado a la música, se interesó en la televisión y a finales de 1958 estaba trabajando con Renny Ottolina, a quien se le reconoce como el mejor locutor venezolano. Ottolina se destacó por llevar a los mejores músicos del mundo a su programa “El Show de Renny”, y en esos días, el mismo Renny le comentó acerca de Ansiedad a Nat King Cole. El resto es historia: tras la famosa versión del estadounidense, se contabilizan más de 800 más.

Sarabia siguió componiendo por muchos años más, y se calcula que hizo cerca de 2 mil canciones. La Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela (Sacven) registra más de mil a su nombre.

Productor de éxitos

Si algo le faltaba a Chelique Sarabia, no era el talento como músico, ni como productor; sino una buena voz. Cinco décadas antes del Autotune, su voz era insuficiente para hacerlo un buen cantante, así que se dedicó a buscar lo que no tenía: voces.

Es así como en 1959 hace su primer LP, en el que presenta las voces de Enrique Ribas y Rosa Virginia Chacín. Con ésta última graba otro disco ese mismo año. Más adelante su conjunto serviría de plataforma para que debuten como solistas Cherry Navarro y José Luis Rodríguez, “El Puma”.

Hay una característica muy interesante en su conjunto, y es la presencia combinada de mandolina y arpa; es decir, de los instrumentos solistas por excelencia en el joropo oriental y el joropo llanero; pero todo al mismo tiempo. No es común encontrar los dos instrumentos en una misma canción, excepto en los temas de Chelique. En ese conjunto se encontraban personajes como el arpista Henry Rubio o el guitarrista Luis Guillermo Rangel; este último también productor y uno de sus amigos más cercanos hasta el día de hoy.

En los 60 produjo y grabó con su conjunto discos de Rosa Virginia Chacín, acercándose además a su hermana, María Teresa Chacín, con quien también haría estupenda dupla. La relación musical entre las hermanas Chacín y Chelique era prácticamente una hermandad en la que se sucedían uno tras otros los éxitos. Canciones como Marinero, Ha llegado el momento, Mi propio yo, Trigales, Orinoco río abajo y muchas otras fueron gestadas en esta sociedad virtuosa. Con ambas siguió trabajando hasta entrados los años 80. Uno de sus temas más recordados, En este país, aparece en un LP de 1983.

Chelique electrónico

Pero durante todo ese tiempo, Chelique no se quedó tranquilo, simplemente produciendo su música en voces de otros, sino que desarrolló muchas actividades paralelas. Con su conjunto, por ejemplo, acompañó a La Lupe en su álbum dedicado a Venezuela.

También encontró la manera de cantar con su limitada voz: Mr Calypso. ¿Recuerdan que no tenía buena voz? Pero sí tenía imaginación, capacidad para imitar acentos y el conocimiento necesario para crear un personaje, un alter ego, que pasaba perfectamente inadvertido para el público, incluso en televisión.

Para hacer Mr. Calypso simplemente se caracterizaba como un negrito nativo de alguna de las islas del Caribe de habla inglesa, y cantaba imitando ese acento extraño que tienen los angloparlantes al hablar español. Grabó un LP y se presentó muchas veces en televisión sin ser descubierto, generando una especie de campaña de intriga. Finalmente, se reveló la verdadera identidad del personaje, causando enorme asombro. Hay que aclarar que la televisión venezolana era en blanco y negro en ese entonces, así que se facilitaba mucho el tema del maquillaje.

En 1971, aprovechando la reciente aparición de los sintetizadores moog, quiso experimentar, creando un LP muy adelantado a su tiempo en el que utiliza ese recurso, combinado con los instrumentos propios de su conjunto. El LP fue bautizado “Revolución Electrónica en Música Venezolana” y el resultado es fascinante.

Trascendencia universal

Además del gran éxito de Ansiedad, que coloca a esa canción en el podio de las más versionadas de Venezuela, junto a Caballo Viejo, Alma Llanera y Moliendo Café, Chelique Sarabia obtuvo otros grandes éxitos en voces internacionales. Igualmente grabó un LP junto a otro gran maestro de la composición: Don Armando Manzanero. Puede escucharse en el siguente enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=u9Vh9aGZm8g

Sarabia también fue autor de la letra del Himno de Caracas, así como autor del himno de Lecherías, ciudad del estado Anzoátegui en la que residió hasta su muerte. No es desconocida tampoco su militancia política, que lo llevó a componer jingles para candidatos presidenciales del partido Acción Democrática. Realizó también música para cine venezolano y gran cantidad de colaboraciones con otros maestros.

En 2015, le fue otorgado el Premio Grammy Latino honorífico, por su “Excelente trayectoria”, mientras que el año pasado recibió el reconocimiento como Patrimonio Cultural Viviente del municipio Urbaneja (Lecherías), que lo adoptó como hijo propio. Ese año también recibió el Doctorado Honoris Causa por la Universidad Bicentenaria de Aragua. Esa fue su última aparición pública.

El compositor, de 81 años, estuvo ingresado en Centro de Especialidades Anzoátegui, en Lechería, en enero. Lamentablemente, la enfermedad contra la que luchaba no dio cuartel y nuestro bardo partió en pos de su piragua marinera.

One Comment

  1. […] visita: la cantante María Teresa Chacín, que llevaba rato en el ambiente musical, de la mano de Chelique Sarabia, se presentó allí; pero no viajaba sola, sino con dos periodistas (Aleidy Coll y Rómulo […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *