50 años de juventud

¡Cuéntale a los demás!

Lil Rodríguez

Desde temprano estaban Iván Pérez Rossi y Miguel Ángel Bosch, integrantes de Serenata Guayanesa, en la sede de la Asamblea Nacional el pasado jueves 19 para recibir el Acuerdo de Júbilo del poder legislativo y de todo el país por esos 50 años de juventud que nos han obsequiado, como un Sol de oro, en la palabras de Earle Herrera, que han alegrado al país nación como bien dijo Alí Alejandro Primera y que han evidenciado lo que significa el gentilicio que emana de la amorosa convicción de saberse venezolano, con un papagayo tricolor, con un caballito como los de Catalina Yánez, con una flor viajera en el río padre, con un calipso, una fulía, un encuentro con María Rodríguez, Anselmo López, Alí Primera, Ricardo Aguirre, Luis Laguna, Adelis Freitez, Simón Díaz, Guillermo Jménez Leal, Lilia Vera y Vidal Colmenares, por nombrar a algunos. Es que con Serenata Guayanesa se cumple la conjunción hermosa de las estrellas bajo el cielo venezolano y el andar juntos sobre la tierra que es más linda con una flor en la conciencia, como sentenció el poeta Guillermo De León Calles.

Todo el afecto del país convergió en el recinto parlamentario para refrendar el amoroso acuerdo de la gratitud.

Allí también quedó consignada la angustia expresada por el cantor y médico pediatra Miguel Ángel Bosch: ¿Qué haremos como país frente a algo que trata de acabar no sólo con el oído musical de la niñez y la juventud, sino con la memoria de tradición, de pertenencia y de valores?
Esa angustia se instaló en el parlamento.

Por eso Serenata Guayanesa, como caja de resonancia del país profundo seguirá adelante con su apostolado musical, firme y comprometido con lo afirmativo venezolano. Ellos, el país, y el amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *